Vivienda unifamiliar en Cercedilla

Vivienda unifamiliar en Cercedilla
Vivienda unifamiliar en Cercedilla

Datos generales:

Año: 2006

Localización: Calle Mirlo (Cercedilla)-Madrid

Presupuesto: 407.193€

Superficie: 377,67 m2

Proyecto y dirección de obra:
Maite González Fernández
Diego Martínez Montejano
Director ejecución de obra:
Juan Manuel Mudarra

Colaboradores:
Estructuras: Luís Díaz Alabart
Instalaciones: Enclima S.L.
Seguridad y salud: Juan Manuel Mudarra

Constructora:
Roble construcciones S.L.
Camino Navarro S.L.

Extracto de la memoria:

El proyecto parte del estudio exhaustivo de la normativa urbanística a cumplir. Inicialmente se plantea el máximo volumen que permite la normativa y desde este volumen se extrae superficie para cumplir los parámetros de edificabilidad: se crea un patio hacia el lindero oeste para cerrarse a las vistas menos interesantes y dar luz y ventilación a las estancias de la vivienda. También se libera superficie con otro patio-terraza a nivel de la última planta. La ubicación de este volumen será la alineación con el retranqueo de 4m. marcado por la normativa urbanística para liberar la mayor cantidad de espacio posible hacia las vistas. En cuanto a la pendiente natural del terreno la respuesta de la vivienda es crear un recorrido de descenso desde la cota de acceso hasta el nivel inferior que será la cota del jardín ubicado en la fachada hacia el valle. En este recorrido se ubicarán sucesivamente las estancias de uso público: salón, comedor, cocina y porche. A nivel de acceso se ubica un despacho y el garaje. En la entreplanta se ubica el dormitorio principal con baño y vestidor y en la planta superior dos dormitorios con baño. También existe una planta a nivel de sótano destinada a almacén. En función de la climatología existente y de su entorno se pretende crear un edificio abierto a las vistas, un edificio denso que va creando distintos patios para cerrarse a los edificios vecinos y dar luz y ventilación, allí donde los espacios interiores lo requieran. El edificio se diseña como una envolvente de un material duro y pétreo que dialoga con el terreno, como una roca que emerge. Esta envolvente esconde la riqueza espacial existente en el interior y originada por la sección del edificio que pretende crear los distintos espacios a la vez que se adapta al terreno. Las dos fachadas frontales surgen de seccionar esa envolvente dura para crear el acceso desde la vía pública y un mirador al valle, por lo que serán de un material ligero tipo paneles de madera. El resto de las fachadas que delimitan los dos patios tendrán un acabado enfoscado y pintado con huecos que responde a la organización interior del edificio.