Reforma de vivienda en Madrid SB4

La vivienda se caracteriza por tener una gran fachada a la calle, con esquina, y reducida hacia el patio interior, característica poco habitual en los barrios del centro de Madrid. Se presenta entonces como una gran nave casi rectangular dividida por un muro de carga paralelo a las dos calles las cuales tiene fachada. Además la vivienda tiene su acceso por el punto medio de la misma, contando además con otra entrada de servicio a través del patio mediante una pasarela que cruza el espacio a modo de puente. La reforma da respuesta a la morfología descrita dividiendo el espacio primero en dos zonas, una interior y otra exterior y una segunda división en la parte exterior marcada por el acceso central y que separa la zona de día (hacia el chaflán con mirador) y la zona de noche. El anterior pasillo se transforma en las zonas de servicio (baños, almacén) y la gran crujía hacia la calle se acorta generando un nuevo pasillo de acceso a los nuevos espacios.